Culture


  Las arterias de los tsimané, una comunidad indígena que vive en la Amazonía boliviana, son las más sanas jamás registradas en cualquier grupo de población del mundo, según un estudio publicado en la revista The Lancet. Los investigadores se sorprendieron al comprobar que los tsimané adultos carecen del endurecimiento de las arterias que parece inevitable con la edad en otras sociedades. « Tienen menos aterosclerosis que las mujeres y hombres japoneses que siguen una dieta extremadamente baja en grasas », le dijo a BBC Mundo Chris Rowan, cardiólogo y uno de los investigadores que visitó a los tsimané tres veces para este estudio. « Su edad vascular general es al menos una década más joven que la media de cualquier otra población del mundo », añadió. Arterias menos rígidas La aterosclerosis coronaria es el endurecimiento que se produce en las paredes de las arterias con la acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias. Con el tiempo se forman placas que pueden estrechar u obstruir las arterias, dificultar el flujo de la sangre y provocar enfermedades del corazón. Pero un tsimané de 80 años tiene la misma edad vascular que un estadounidense de unos 55, según los resultados de la investigación. El 85% de los adultos observados no tenían riesgo alguno de cardiopatías. Y el secreto de sus saludables arterias radica, según los investigadores, en su dieta y estilo de vida. El secreto de los tsimané en 5 claves   Actividad física: los tsimané solo están inactivos el 10% del tiempo que pasan despiertos. Como media los hombres son físicamente activos durante 6 o 7 horas al día, y las mujeres de 4 a 6. Esa actividad física incluye la caza, la pesca, y la agricultura. Dieta muy baja en grasas: solo un 14% de lo que ingieren es grasa y en ningún caso son grasas trans. Dieta alta en hidratos de carbono: constituyen un 72% de lo que comen. Los principales alimentos son el arroz, el plátano o banano, el maíz, la yuca o mandioca, la fruta y las nueces. Dieta libre de alimentos procesados: sus principales fuentes de proteína y grasa son los animales que cazan o pescan y los vegetales y frutas que cultivan o recolectan. No fuman: es muy raro entre la población estudiada Pero su estilo de vida también cambia   A pesar de la notable salud arterial de los tsimané, los investigadores observaron que sus niveles de colesterol han aumentado gradualmente en los últimos cinco años, algo que atribuyen a cambios recientes en su estilo de vida. Con la llegada de nuevas carreteras y el uso de canoas motorizadas ahora acceden mucho más fácilmente al mercado local...

Lire la suite

SUCRE, Bolivia — There’s a good chance that if flesh-eating dinosaurs were still around today, we wouldn’t just have to worry about their sharp teeth. Scientists recently uncovered a record-setting footprint in Bolivia. It is the biggest print from a carnivorous dinosaur to be discovered worldwide. Until now, the largest track from a meat-eating dinosaur measured at 110 centimeters and was discovered in New Mexico, according to paleontologist Sebastian Apesteguia. Grover Marquina, a tour guide, was trekking through the Maragua Crater about 40 miles from the capital Sucre when he stumbled upon the fossilized footprint on July 19. The indentation exceeds 115 centimeters — nearly 4 feet wide — Apesteguia said. Normally, these types of prints are between 85 to 100 centimeters, he said. Apesteguia, a scientist based in Buenos Aires, Argentina, explained that the likely owner of the footprint belonged to a large dinosaur species, possibly a creature that was a part of the Abelisaurus genus. Predatory creatures in the Abelisaurus family were two-legged beasts that lived about 70 million years ago. With a powerful jaw, 40-foot stature and stunted arms, the features of these animals rival the better known and infamous Tyrannosaurus rex, or maybe even an oversized raptor called a Megaraptor — a fierce creature that has been identified in the Patagonia region before. Not only does the print set a new record for its size, it also challenges a former belief about the prehistoric creatures that existed in the South America during the Cretaceous period, which is known as the last portion of the “Age of Dinosaurs.” The discovery of this footprint means that gigantic dinosaurs did live through the latter part of the period, something that has been ignored up until now, Apesteguia said. Larger dinosaurs were believed to have existed on the continent 100 million years ago, not 70 million years ago, Apesteguia said. For context, scientists believe the apocalyptic asteroid that set in motion the death of the dinosaurs struck Earth about 66 million years ago. Finding similar dinosaur prints in the region is fairly common, Apesteguia said. Fossilized footprints dating back to the early Cretaceous period have been unearthed across Bolivia, and smaller ones have been spotted in Chile, Brazil and Argentina as well. In fact, scientists in January came across a footprint from the same carnivorous species that stretched 104 centimeters. But the latest finding is still impressive because it’s helping scientists further understand the landscape of our planet and the creatures who lived on it millions of years ago. Source:...

Lire la suite

Historiquement utilisée dans la cuisine traditionnelle de la cordillère des Andes, la viande de lama commence à se faire une place sur les tables des restaurants haut de gamme. Elle est notamment considérée comme plus saine que d’autres viandes rouges. Dans le luxueux restaurant « Gustu » de La Paz, la chef danoise Kamilla Seidler prépare avec soin un tartare. Mais au lieu du boeuf, elle utilise du lama, une viande traditionnelle jugée plus saine et nourrissante. « Avant on disait que c’était la viande des pauvres, mais maintenant c’est la plus chère du pays », explique cette chef de 32 ans, dont le tartare agrémenté de câpres, de riz et de manioc, se vend 75 bolivianos (plus de 10 dollars). Un incontournable de la cuisine indigène andine A des milliers de kilomètres de là, German Churqui, éleveur de lamas dans les Andes boliviennes, se réjouit de ce regain d’appétit pour une viande qui a toujours fait partie de la gastronomie traditionnelle indigène. « La viande de lama est bonne, donc nous avons l’espoir que le prix monte » car elle « peut facilement faire concurrence » aux autres viandes rouges, raconte cet homme de 45 ans, père de quatre enfants et à la tête d’une exploitation de 150 bêtes à 3.800 mètres d’altitude dans la région de Turco (ouest). Carpaccio de Lama, quinoa, parmesan et salade Gentiment moqué chez « Tintin », le lama, un camélidé apprécié pour sa laine et utilisé comme bête de charge, rencontre un certain succès dans le milieu de la haute cuisine. Cette réussite n’est pas nouvelle : cela fait dix ans que le lama s’est invité sur les tables des restaurants de luxe de la région, qui proposent par exemple un carpaccio de lama accompagné de quinoa et saupoudré de parmesan, le tout surmonté de petites feuilles de salade. Riche en protéines, pauvre en cholestérol La publication, en octobre dernier, de mises en garde alarmantes de l’Organisation mondiale de la santé (OMS) sur les risques liés à la consommation de certaines viandes, lui ont donné un coup de pouce. En se basant sur plus de 800 études, le Centre international de recherche sur le cancer (CIRC) – une agence de l’OMS – a classé la viande transformée, essentiellement la charcuterie, dans la catégorie des agents « cancérogènes pour l’homme », tandis que les viandes rouges – qui, selon le CIRC, incluent le porc et le veau – ont été classées comme « probablement cancérogènes ». Bien que viande rouge elle aussi, la chair de lama affiche une importante teneur en protéine, mais surtout une faible teneur en cholestérol qui, selon la Bolivie, la rendent plus saine. Un kilo de viande pour trois dollars Dès 2013, le...

Lire la suite

Sin lugar a dudas, uno de los mejores atractivos del departamento de Oruro, es la ciudad perdida de Alcaya, situada en el municipio Salinas de Garci Mendoza, que ahora cuenta con una ley departamental que la declara como patrimonio de la región y sitio turístico por excelencia. En la sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa Departamental de Oruro (ALDO), el reciente jueves, la norma fue aprobada en detalle, lo que la habilita para que el ejecutivo del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru) considere su pronta promulgación y a partir de ello, conseguir recursos en favor de promocionar este sitio arqueológico. Según el presidente de la Asamblea Departamental, Zenón Pizarro, el pasado 23 de marzo, en sesión extraordinaria realizada en el municipio Salinas de Garci Mendoza, por su aniversario, se habría aprobado la ley en grande, ahora se completó el compromiso y procedimiento, aprobándola en detalle, declarando a la ciudad perdida de Alcaya como Patrimonio de Oruro. « Un lugar arqueológico, turístico, que hemos aprobado en grande en su aniversario de la provincia en el municipio de Salinas, el 23 de marzo y este jueves 31 (de marzo), en la sesión ordinaria hemos aprobado en detalle, sin alguna modificación », remarcó Pizarro. Cuenta la leyenda que los chullpas de Alcaya perecieron con la salida del sol hace miles de años, dejándolos encerrados en sus hogares, esperando la muerte en posición fetal, todo este misticismo se puede apreciar en su Centro Arqueológico situado muy cerca del municipio Salinas de Garci Mendoza. El rancho de Alcaya se encuentra aproximadamente a 9 kilómetros de la población de Salinas de Garci Mendoza, es considerado único en todo el territorio orureño. La ciudad perdida de Alcaya está a 15 minutos de viaje en vehículo, desde Salinas y a casi una hora y media de caminata por un terreno lleno de leyendas y un paisaje sin igual. Gracias a un emprendimiento comunitario se cuenta con guías turísticos que hábilmente interiorizan a los visitantes en la historia de la ciudad precolombina. El recorrido comienza con una caminata de 300 metros hasta llegar a un sendero preparado para mostrar desde el cementerio subterráneo, pasando por la ciudadela, apreciando diferentes momificaciones de quienes habitaban la región además de observar su cerámica y tejidos en rústicas vitrinas elaboradas por la comunidad. Fuente:...

Lire la suite
Harvesting Nature’s Bounty

Harvesting Nature’s Bounty


Publié le 21 mars 2016

These are sights and sounds of life among the Tsimane people of Bolivia. The Tsimane get most of their food from the river, the forest, or fields and gardens carved out among the trees. In its September 2014 issue, National Geographic magazine explores the evolution of the human diet across a wide spectrum of cultures. Link:...

Lire la suite

La ciudad boliviana de Oruro saca sus trajes para los días de carnaval, que puede ser considerado el más colorido del continente después del de Río de Janeiro y uno de los festivales de más larga data en la región. Los días más importantes de uno de los festivales más llamativos del país andino serán entre el 6 y el 8 de febrero, pero la fiesta ya está en marcha. Y BBC Mundo te trae una selección del trabajo del fotógrafo Felipe Abreu y el periodista Luiz Felipe Silva sobre los mejores momentos del carnaval del año pasado. Las bandas han hecho parte del carnaval de Oruro desde 1964, el año en que el grupo llamado Espectacular Pagador fue fundado. Ellos tocan marchas, cuecas (un particular estilo musical boliviano y chileno, que también se escucha en Argentina) y otros ritmos típicos de la región durante una peregrinación que se extiende a través de 3 kilómetros durante el primer día del carnaval. La parte central del carnaval de Oruro son las « fraternidades », organizaciones o asociaciones sobre las que gira el desfile principal de floridas carrozas que cargan motivos religiosos. Los elaborados disfraces, máscaras y decoraciones usadas en el carnaval de Oruro son hechos a mano en talleres artesanales, como Berna Bordados y Artesanal. Iniciado hace más de 50 años, Berna Bordados realiza 325 máscaras cada año. Es manejada por los hermanos Jorge y Martín Cruz, quienes aprendieron el negocio de su padre desde que tenían 6 años. Ellos comienzan a trabajar en las máscaras desde el mes de agosto. Esa una labor dura y minuciosa. Una máscara pequeña puede tomar un día, mientras que las más grandes pueden significar cuatro jornadas de trabajo. Y tienen un costo de entre US$40 y US$46. Los vestidos, por su parte, suelen costar US$70. Otro ritual central del carnaval es la procesión hacia la iglesia de la Virgen del Socavón. Ella es la santa patrona de los mineros y es una figura muy venerada en la región minera de Bolivia, que tiene como eje la región de Oruro. La veneración a esta poderosa figura proviene de tiempos precolombinos, de acuerdo a la leyenda del semidiós Wari que quería castigar a los habitantes de Uru por adorar a otra deidad. Por esa razón envió cuatro plagas: una serpiente enorme, un lagarto, hormigas y sapos. La única persona que pudo vencer a las cuatro plagas fue Nusta, que al llegar el catolicismo se convirtió en la Virgen del Socavón. Y desde entonces se celebra la victoria de Nusta/Virgen del Socavón sobre Wari, que es representado como un demonio, por lo que los habitantes de Oruro se...

Lire la suite